28 de septiembre de 2015

Flores de mil colores

Helloooo!


Eres de las que compra flores de mil colores? Pues bien, hoy os explico un par de trucos para no tener que comprar flores de un color concreto cada vez que queremos decorar un proyecto.

A la hora de comprar flores, suelo comprarlas siempre de un mismo color: blancas. De esta manera puedo tintarlas con pads de tinta y/o sprays, personalizando al máximo el proyecto utilizando la misma gama de color en los detalles y decoraciones.



El segundo truco, y aún más genial por su acabado, es embosar las flores:

1. Aplico tinta directamente con el pad, intentando solo aplicar tinta en la parte exterior de la flor.

2. Echo los polvos de emboss del color y aplico calor con el secador de embossing.




Así de fácil! A partir de ahora, estoy segura que jugarás con flores de colores ;-)


Ingrid



1 comentario: